Psicología Deportiva: sus 5 mayores beneficios

Pese a que la psicología deportiva es desconocida aún por muchas personas, pocos dudan de la importancia de los factores psicológicos en el rendimiento. Cada vez son más los equipos y los deportistas contratan los servicios del psicólogo deportivo conscientes de los beneficios que aporta en diferentes aspectos de la competición, del entrenamiento o de las relaciones interpersonales.

La psicología deportiva  no solo actuará directamente sobre el deportista en particular, sino que debe trabajar con el entrenador para que este también mejore tanto a nivel individual como en beneficio del deportista o equipo al que entrena.

El cometido de la psicología deportiva en este sentido va a influir en aspectos como la planificación deportiva, la adherencia al entrenamiento de los deportistas, las habilidades de liderazgo, la mejora de la comunicación, o la evaluación de su labor como entrenador.

5 beneficios de la psicología deportiva

Lo que me digo influye en como me meo

  • Diálogo interno o autodiálogo: Las autoinstrucciones pueden utilizarse en el deporte para adquirir destrezas nuevas, para que la motivación aumente, para erradicar hábitos negativos, para la iniciación de la acción, para el mantenimiento del esfuerzo en situaciones extremas o cuando el foco atencional ha de mantenerse de forma sostenida en el tiempo. Además, las autoinstrucciones positivas sirven para potenciar la autoestima, la motivación, la atención, el rendimiento y ayudan a soportar mejor el cansancio al provocar que el sujeto se centrare más en la tarea.

Hacia donde me oriento es hacia donde voy a llegar

  • Los objetivos: El psicólogo deportivo va a ayudar tanto al jugador como al entrenador a beneficiarse de la planificación adecuada. Los objetivos realistas y los pasos inteligentes para conseguirlos pueden reforzar el nivel de autoconfianza de los jugadores, mantener su motivación alta y evitar problemas de autoestima.

Los nervios como un aliado

  • Control del estrés: Pese a que necesitamos que exista cierto nivel de estrés en la competición, el estrés puede ser un factor negativo para el rendimiento. La psicología deportiva puede ayudar a mejorar el control del estrés del deportista, por ejemplo, contribuyendo a que su estilo de vida sea lo menos estresante posible y facilitando que pueda compatibilizar todas sus obligaciones diarias. Además, también puede reducir la “presión” del deportista, influyendo en sus expectativas de rendimiento y centrando su atención en objetivos alcanzables.

La inteligencia emocional como clave del éxito

  • Gestión de emociones: Existen emociones facilitadoras de rendimiento. El estado emocional del deportista determina de forma directa su rendimiento en la competición. Generar emociones facilitadoras es un elemento clave en el buen funcionamiento deportivo de cada persona. Además, el psicólogo deportivo puede ayudar a los deportistas a usar las emociones negativas como la ira, el miedo o la decepción, en su beneficio.

La lesión como una oportunidad

Por último, también os dejamos un enlace de los beneficios del asesoramiento online en estos tiempos de pandemia.

Psicología del deporte online y sus beneficios

Déjanos tu comentario